▷ Cómo Arreglar un Grifo que Gotea en 5 Pasos | Reparaciones Gerpi Saltar al contenido

Cómo arreglar un grifo que gotea en tan solo 5 pasos

Seguro que has entrado alguna vez al baño o cocina de tu casa y de pronto notas que uno de los grifos está goteando. Es una situación molesta y hasta el ruido del goteo se te mete en la cabeza. Pero no te preocupes, hoy te vamos a enseñar a cómo arreglar un grifo que gotea con unos sencillos pasos.

Antes de nada, ¿por qué gotean los grifos?

Al estar constantemente sometidos a continuos flujos de agua, es normal que los grifos goteen debido al deterioro al que están sometidos en su ciclo de vida. Por eso es importante saber cómo arreglar un grifo que gotea porque si no se soluciona a tiempo, pueden aparecer consecuencias peores.

Si tu grifo gotea durante todo el día, no solo puede suponer un problema a largo plazo para este, sino que también lo notarás en la factura del agua. También, un grifo que gotea en exceso, supone una erosión continua, lo que puede traducirse en un desgaste innecesario tanto para el grifo como para el plato de este.

Antes de reparar el grifo en cuestión, es importante localizar la fuga y saber de que tipo es.

Tipos de grifo

Aun prácticamente todos los grifos que existen en el mercado cuentan con un funcionamiento muy similar, existen algunos que cuentan con materiales y mecanismos un tanto diferentes. Por lo que es conveniente identificarlos para saber que tipo de reparación hay que hacer.

Grifos Individuales

Los grifos individuales cuentan con un único mando de apertura, son los que tan solo te permiten agua fría o caliente, también son conocidos como grifos de un solo agua.

Grifos Monoblocks

Este tipo de grifo cuenta con dos mandos, uno para el agua caliente y otro para la fría, son conocidos como grifos batería y se suelen encontrar en los grifos de baño.

Grifos Monomando

Hoy en día estos grifos son los más frecuentes en los hogares. Están compuestos por un solo mando que puedes girar de derecha a izquierda para regular la temperatura del agua a tu gusto. Suele ubicarse tanto en duchas como lavabos y su procedimiento de reparación, en caso de que gotease, es diferente al resto de grifos.

Grifos de Mezclador Termostático.

Es uno de los grifos más avanzados que existen a día de hoy, ya que cuentan con dos mandos que permiten regular tanto la temperatura del agua como el caudal de esta de forma independiente.

Los 5 pasos para arreglar un grifo que gotea

Ya hemos visto los tipos de grifo que existen hoy en día en el mercado, algo que va a ser fundamental si es necesario arreglarlos. Ahora veamos los 5 pasos para arreglar un grifo que gota, ya sea de lavabo o de cocina.

Paso 1: cierra el agua

Antes de comenzar a realizar cualquier trabajo de fontanería es conveniente cerrar la llave de paso de tu hogar. Si vives en una comunidad de vecinos, suele estar situada a la entrada del edificio, en tu rellano o cerca de tu portal. Todo dependerá de la construcción de este.

Una vez hayas cerrado la llave, abre cualquier grifo de casa para comprobar que el agua está totalmente cerrada.

Paso 2: desmonta el grifo

Independientemente del tipo de grifo, el desmontaje es muy similar. Localiza una llave inglesa o allen y un destornillador y retira el embellecedor del grifo de forma manual.

A continuación, toca extraer el cuerpo grifo. Ayúdate de la llave inglesa o allen, dependiendo del tipo de grifo,

Paso 3: busca el problema

Por regla general, el problema de que un grifo gotee, suele estar relacionado con las juntas tóricas o juntas planas, que son como unas gomitas de caucho que se ponen entra las piezas.

Los problemas más comunes de un grifo que gotea suelen darse debido a una rotura de la junta o también deterioro o suciedad de esta.

En caso de que hayas identificado algunos de estos tres, deberás cambiarla o limpiarla para que el grifo deje de gotear.

Paso 4: monta el grifo

¡Ya queda menos! Aunque es cierto que volver a montarlo es más complicado que desmontarlo, te recomendamos que repliques el proceso de desmontado en el montado. Es my sencillo, tan solo debes poner cada tornillo y pieza en su lugar para que todo vuelva a su estado original.

Paso 5: comprueba que no gotea

Una vez hayas montado correctamente el grifo, abre la llave de paso y comprueba que el grifo no gotea.

Si este sigue goteando, la mejor opción es que contactes con fontaneros profesionales ya que lo arreglarán en un periquete y de forma muy eficaz.

¡Llámanos!