Cómo elegir la caldera de gas para mi vivienda | Características y tipología Saltar al contenido

Cómo elegir la caldera de gas para mi vivienda

Se acerca el frío y en Reparaciones Gerpi, hemos pensado que sería interesante adentrarnos en el mundo de las calderas de gas y darte unos consejos para elegir la correcta ahora que llega el invierno.

¿Qué tipos de calderas hay?¿Qué características tienen cada una de ellas? ¿Qué caldera es más eficiente?

Vamos a resolver tus dudas. ¡Comenzamos!

Caldera de gas para tu vivienda

Las calderas de gas son uno de los equipos de calefacción más instalados y utilizados en las viviendas. Es el mercado el que nos ofrece una amplia variedad de modelos diferentes, que se ajustan a todos los presupuestos.

Distinguimos estos 4 tipos de calderas a gas: 

Calderas de gas Estanca

Este tipo de instalación de calefacción tiene un funcionamiento muy seguro, ya que tiene la cámara de combustión sellada y no consumen oxígeno dentro del espacio donde se instale. 

La combustión ocurre en una cámara que es hermética totalmente. Por un conducto se absorbe el aire exterior y por otro conducto se extraen y eliminan los posibles gases tóxicos con ventilación.

Calderas de gas de bajo NOX

El diseño de estos aparatos es lo que marca la diferencia. Su diseño es muy parecido a las calderas de condensación y el índice de emisión de óxido de nitrógeno que ofrece es bastante bajo. 

Además, tienen incorporado un sistema especial de combustión que cumple con las normativas y cuida el medio ambiente al reducir los gases tóxicos y contaminantes.

El quemador se refrigera con el circuito de agua, y así, la temperatura del humo disminuye hasta tal punto que se reduce la contaminación.

Calderas de gas atmosféricas

En esta ocasión, la cámara de combustión no está cerrada. Es decir, ocurre, al revés que las calderas estancas. Estos equipos se caracterizan porque el aire utilizado para la combustión está en el mismo lugar de la caldera.

Desde un punto de vista energético, es menos eficiente y contamina más que otros tipos, ya que los gases combustibles quedan en el aire en el espacio de la instalación, lo que supone más inconvenientes que el resto.

Calderas de gas de condensación

Este tipo de caldera está considerado como una auténtica revolución en cuanto a su funcionamiento, ya que el vapor de agua que se genera en la combustión de gas, se reutiliza. 

Desde 2015, la normativa europea (Normativa ErP) dice que esta tipología sea la única permitida para instalar en un domicilio.

Supone un rendimiento comparativo del 100% en cuanto a costes, ahorro de energía y sistema de calefacción o producción de agua caliente. Es la caldera más eficiente. 

Esto sucede debido a que la cámara estanca enfría el gas a la vez que el calor latente aprovecha para generar energía.

Una vez decidas qué caldera se adapta a tus necesidades, te recomendamos consultar con un técnico profesional de confianza para que realice la instalación de forma segura y no suponga ningún inconveniente. 

¡Llámanos!