Trucos [Caseros] para acabar con el mal olor de tu baño en este 2020 Saltar al contenido

Los mejores trucos para acabar con el mal olor del baño en 2020

los mejores trucos para acabar con el mal olor del baño

El cuarto de baño es un espacio que nos gusta mantener siempre limpio y es, a su vez, el lugar de la casa donde más cuesta quitar el mal olor, a pesar incluso de tener una ventilación adecuada y una limpieza habitual.

Puede que hasta nos haga sentirnos incómodos algunas veces por el hecho de dejar un mal olor al abandonar el lavabo, sobre todo si no estamos en nuestra casa.

Y también es cierto que muchas veces los malos olores pueden venir de errores en el sellado de algún grifo o útil del baño, producidos por fallos en la construcción. Algo que puedes gestionar contactando con un fontanero directamente.

Trucos caseros para eliminar el mal olor del baño

Desde Reparaciones Gerpi hemos preparado una lista con los mejores trucos caseros contra el mal olor del baño para ayudarte a solucionarlo con recursos sencillos.

Bicarbonato de Sodio y Vinagre

Este es el remedio casero por excelencia.  Se trata de mezclar bicarbonato de sodio y vinagre de limpieza a partes iguales. Una vez hecho esto, tienes que dejarlo reposar en el baño durante unas horas y después, echarle agua caliente por encima. ¡El resultado te va a dejar boquiabierto!

Cerillas

Este es otro remedio comúnmente popularizado por la sencillez y la eficacia que proporciona. Eso sí, solo momentáneamente. Una vez enciendes la cerilla, cuando has tirado de la cadena y el fósforo actúa, el hedor vuelve a tu cuarto de baño.

Fabrica tus propios aromatizantes

Puedes crear tu mismo un spray anti olores. Esta es la receta:

· Una cucharada de alcohol de limpieza.

· 40 gotas del aceite esencial que más te guste (limón, lavanda, sándalo, naranja…)

· 80 ml de agua

· Spray tipo pulverizador

Mezcla y remueve todo bien y ¡Listo! Úsalo la próxima vez que vayas al baño echando unas cuantas veces en el interior de la taza y verás como desaparece el mal olor en su totalidad.

Ventila el baño a diario

Algo tan sencillo como ventilar el baño cada día durante al menos 10 minutos, es fundamental para evitar los malos olores. Aprovecha la ventilación y las corrientes de aire de casa para reducir al máximo los virus y bacterias que rondan tu hogar.

Seca bien tus toallas

Es inevitable que la humedad actúe como otro factor generador del mal olor. Por ello, te recomendamos cambiarlas con frecuencia, secarlas bien y guardarlas bien extendidas en lugar de dobladas.

Usa detergente para la ropa

Otro remedio eficaz es el de usar detergente para la ropa. Si viertes un chorro de este dentro de la cisterna, el detergente se depositará en el fondo y actuará como ambientador cada vez que tires de la cadena, dejando así un aroma agradable en todo momento.

Estos son algunos de los remedios caseros más prácticos y populares que hemos encontrado. Recuerda que, manteniendo una buena ventilación, limpieza y siendo constante con el remedio que uses, ¡el mal olor será el último de tus problemas!

No obstante, si es algo que persiste. Te recomendamos que consultes con un fontanero profesional de confianza.

¡Llámanos!